Tips, todo lo que necesitas saber. De Nailpro Spain

(He podido leer artículos de la revista Nailpro Spain. Son artículos maravillosos! que me encantaría poder compartir con todas vosotras para que podais practicarlo igual que yo!. Espero que os gusten).

Aquí os dejo el cuarto:

Tips, todo lo que necesitas saber

tips

Un tip para cada ocasión

Un hermoso conjunto de las uñas se inicia con pequeños detalles, entre los cuales uno de los más importantes es el tip elegido, por eso el taller de este mes abarca las técnicas apropiadas para la elección de las uñas postizas y su correcta aplicación.

Nunca pensaríamos que el aire es un obstáculo a la hora de realizar un servicio de manicura. Sin embargo, tan solo una pequeña burbuja atrapada en una uña puede arruinar un duro trabajo. Este es sólo uno de los pequeños detalles que debemos tener en cuenta cuando trabajamos con uñas postizas, pero en realidad hay muchas consideraciones que debemos saber antes de ponernos a trabajar. Coge papel y lápiz, y toma nota.

Tipos de tips A veces nos gustaría que hubiera un solo tipo de uña postiza, para que de esta manera, no fuese tan complicado elegir la más adecuado para cada persona, pero en la actualidad tenemos multitud de formas para elegir: sin escalón, con escalón completo, con la línea de la sonrisa profunda, de plena cobertura, estilete, natural, de color, etc. Hoy en día el más popular es el tip de escalón completo, aunque la elección del más adecuado casi siempre debe depender de las características de nuestro cliente, de sus gustos y de las preferencias de la técnico de uñas.

Sus tamaños El tamaño del tip es muy importante y debe elegirse en función a la uña del cliente. La gran cantidad de tamaños de todos los fabricantes, combinado con la gran gama de tamaños de uñas naturales de nuestros clientes, origina que en ocasiones no tengamos el tamaño perfecto para una determinada persona. Si te ocurre esto la mejor opción es coger un tip demasiado grande y limarlo con una lima de grano 180 hasta que encaje perfectamente con la uña de tu cliente.
La anchura no debe sobrepasar el borde lateral pero debe cubrir completamente la lámina de la uña. Para garantizar el mejor ajuste, asegúrate de que los bordes de la punta encajan perfectamente a las paredes laterales de la uña.
Si pones un tip demasiado grande o demasiado pequeño puede causar malestar al cliente, algo del todo indeseable. Por eso, el tip siempre debe adaptarse a la forma y a la curvatura de la uña natural. Además, un tip muy pequeño crea problemas en el futuro, como la separación en las paredes laterales, lo que sólo puede arreglarse eliminando del todo la punta, por lo que habría que empezar de nuevo todo el trabajo.

Su aplicación La adecuada colocación de la punta sobre la uña es una de las cuestiones más importantes. Antes de empezar, se debe preparar la mano y las uñas naturales para que su superficie sea idónea, es decir, si la uña está maquillada, eliminar el esmalte, tratar las cutículas como de costumbre (aplicación de quitacutículas, retirarla hacia atrás suavemente con un palito de naranjo o un empujacutículas), dar forma a la uña con la lima, limar suavemente la superficie de la uña con una lima de grano fino para eliminar los restos de grasa natural, pasar el cepillo para eliminar el polvo que se haya producido y limpiar la uña con un desengrasante. Una vez realizado este trabajo, empezamos con la colocación de tip. Este nunca debe cubrir más de la mitad de la uña, para evitar su ruptura. De hecho, lo ideal es que la punta no cubra más de un tercio de la uña. La única excepción se realiza en uñas con fisuras o mordidas.
Si el tip es grueso, se lima para disminuir lo más posible el escalón que se produce al colocarlo sobre la uña y reducir así el limado directo sobre la uña natural. Es muy recomendable estriar la superficie inferior del tip con una lima de 180 granos para asegurar una mejor adhesión a la uña. Una vez que el tip está listo para ser pegado aplicamos una gota de adhesivo en la base de la punta. En este momento debes desplazar suavemente el tip sobre la uña para extender el pegamento hacia los lados y evitar la formación de burbujas de aire. Otra forma aún más efectiva de evitar las burbujas es colocando el tip a 45 grados respecto al borde libre de la uña natural y, con cuidado, ir girándolo hacia la superficie de la uña, balanceándolo para presionar el aire hacia el exterior y asegurar así una adherencia perfecta. Posteriormente y cuando el pegamento esté seco, cortaremos el plástico con un cortador especial de tips y limaremos el borde libre para darle la forma deseada.
El escalón entre el tip y la uña natural debe limarse de manera que la superficie quede totalmente uniforme. A continuación y con la ayuda de un bastoncillo de algodón empapado en disolvente se rebaja la unión del tip y la uña natural, y se termina puliendo la zona con un pulidor de 240 granos. Finalmente se retira el polvillo con el cepillo de uñas. A partir de aquí, eres tú la que decides qué diseño quieres realizar, así que ponte manos a la obra y deja volar tu imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s