¿Qué top coat ulitizo? De Nailpro Spain

(He podido leer artículos de la revista Nailpro Spain. Son artículos maravillosos! que me encantaría poder compartir con todas vosotras para que podais practicarlo igual que yo!. Espero que os gusten).

Aquí os dejo el séptimo:

¿Qué top coat utilizo?

top coat

Resuelve tus dudas y elije con facilidad tu top coat ideal, para dar ese toque final especial en cada ocasión.

El extenso menú de top coats que actualmente existe en el mercado puede resultar un poco desconcertante a la hora de elegir el más indicado. Desde la viscosidad a la capacidad de secado, pasando por el mate o el brillante, el que no amarillea o el que evita desconchones… existen infinidad de palabras clave a considerar. En este workshop te aclararemos toda esta complejidad y te ayudaremos a elegir el top coat que debes utilizar en cada “escenario”. Uno para cada ocasión El objetivo más importante de un top coat es mejorar el rendimiento del esmalte de uñas, creando un escudo protector sobre la laca que ofrece un maquillaje de larga duración con un acabado resistente y brillante. Los top coat están formulados en su mayor parte con los mismos ingredientes del esmalte de uñas, aunque contienen un alto porcentaje de de nitrocelulosa con un extra de agentes plastificantes y la diferencia radica en que éstos no tienen pigmentos.
Tras su aplicación, y una vez que los disolventes se evaporan, el top coat deja una suave y brillante película sobre las uñas.
Una de las preguntas más frecuentes que se hacen las técnicos de uñas a la hora de elegir un top coat es el tiempo de secado que necesita. Los top coats tardan entre treinta segundos y tres minutos en secar, dependiendo del producto y su formulación química. Algunos de ellos necesitan ventiladores, otros, pasarlos por la lámpara de UV y, generalmente, con pedirle a tu cliente que espere sentada un ratito hasta que se seque del todo, sería suficiente.
Aunque resulta un poco exasperante este tiempo de espera, lo cierto es que cuanto más tarde, mejores resultados se obtienen, ya que una evaporación lenta de los disolventes proporciona colores más brillantes. Pero, sin duda, muchos técnicos de uñas y sus clientes prefieren un tiempo de secado rápido antes que los colores brillantes, pero ésta es tu decisión.
Dos categorías Los top coats se dividen en dos categorías: los que se utilizan para uñas naturales y para esculpidos o UV gel.
Los primeros contienen muchos más agentes plastificantes que los que están destinados a cubrir esculpidos, debido a su flexibilidad.
Cuando estés buscando un top coat para una uña natural ten en cuenta dos consideraciones importantes: que no amarillee y el tiempo de secado. Ya hemos hablado de los pros y los contras de aquellos que tienen la particularidad de un secado rápido, frente a los que tienen tiempos de secado normales, pero es fundamental que tengas en cuenta el amarilleado. Aunque no es importante si estás utilizando colores oscuros en el esmalte, para los beiges, los tonos pastel o las francesas, el amarilleado sí resulta de vital importancia. Para evitar este problema, elige siempre un top coat de secado lento, porque cuanto más despacio seque, menos amarilleará. Los clientes suelen quejarse de esta característica más que de cualquier otra, así que está en tu mano evitarla lo antes posible.
Mientras que los top coats que se aplican sobre uñas naturales son muy fáciles de eliminar, también son más propensos a sufrir los arañazos y a apagarse y quedarse sin brillo con el tiempo. Aquí es donde aparecen los UV gel top coats, que pueden actuar en dos direcciones: algunos dejan una capa de inhibición de oxígeno (la capa pegajosa) y otros tienen un acabado libre de adhesivos.
Los top coat UV gel con capa pegajosa dejarán sobre las uñas una superficie suave y que no amarillea, pero tienen una consistencia viscosa que resulta más difícil de aplicar. Los que no poseen esta capa pegajosa tienen menos viscosidad, por lo que son más fáciles de aplicar, pero los primeros, con capa de inhibición, son más duraderos y no se deterioran tan fácilmente. Todo depende de tus preferencias personales y de las necesidades de tu cliente.
Antes de que te lo preguntes, tenemos la respuesta: sí, los UV gel top coats se pueden aplicar en uñas naturales, pero debes mantener un equilibrio. Si trabajas muy rápido, la laca de uñas se puede arrugar o comenzar a abultarse, como si fuese una piel de naranja. Cada capa de capa base y esmalte debe secarse durante al menos 45 segundos antes de que apliques el UV gel top coat para evitar arruinar el color de la uña.

Paso a paso Como norma general, querrás aplicar el top coat con el mismo grosor que tu esmalte rojo, por poner un ejemplo. Todos los top coats varían en su viscosidad, así que ten en cuenta esta característica cuando lo apliques. Con aquellos top coats que tienen una viscosidad fina, ten cuidado a la hora de aplicar demasiada cantidad, porque se te acumulará en la zona de la cutícula o goteará y empujará el esmalte hacia otro lado.
1 Inclina la mano ligeramente hacia abajo haciendo ángulo, así el producto no se irá hacia la cutícula.
2 Saca el pincel de la botella, escurriendo sólo uno de sus lados y dejando una gota en el otro lado del pincel.
3 Muy despacio, sitúa la gota de producto en la zona de la cutícula y extiéndelo hacia abajo, en dirección al borde libre de la uña. Procura mantener siempre suficiente top coat en el pincel para que se deslice bien y no dañes el esmalte o lo quites sin querer. Dependiendo del tamaño de la uña, deberás volver al recargar el pincel.
4 Sella los bordes. Si estás utilizando UV gel top coat, sitúa las manos de tu cliente debajo de la lámpara UV y deja que el top coat se seque completamente. Sigue las mismas instrucciones de aplicación que en el otro tipo de top coat, pero avisa a tu cliente de que puede sentir calor en sus uñas durante el proceso de secado.

GLOSARIO Utiliza este mini- glosario para comprender algunos de los términos químicos más comunes:

  • Nitrocelulosa: Sencillo polímero de origen natural que proporciona dureza y superficies brillantes sobre el esmalte de uñas.
  • Pigmentos: Finas sustancias de base que se utilizan en cosmética para proporcionar un color determinado.
  • Plastificantes: Aditivos que aumentan la flexibilidad de las sustancias sólidas, incluyendo las uñas naturales y los esculpidos.
  • Polímeros: Largas cadenas de moléculas individuales que han sido químicamente ligadas.
  • Disolventes: Sustancias, generalmente líquidas, en las que otras sustancias se disuelven. El disolvente más común es el agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s